El Reloj de Flores hace un año que no marca la hora.

Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Desde el denominado “estallido social”, el famoso Reloj de Flores de Viña del Mar se encuentra sin sus manecillas.

El reloj fue adquirido por la ciudad en 1962, como parte del plan para embellecerla, con motivo del nombramiento de Viña del Mar como una de las sedes de la Copa Mundial de fútbol de ese año.

Así, el ahora icónico punto se convirtió en una postal obligatoria para los turistas que visitan la comuna, capturando el momento en fotografías.

Sin embargo, desde octubre de 2019 quienes vistan el reloj se llevan el amargo sabor de ver que ya no está dando la hora, luego de que las manecillas fueran removidas por el municipio de la ciudad jardín.

De momento, los visitantes a la comuna tendrán que seguir esperando por el día en que el Reloj de Flores vuelva a marcar la hora