«La columna del recuerdo» ., Del Profesor-Locutor y Conductor de la Motoneta en Nuevaradio,cl.-

Compartir Publicación
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Nacen con una estrella.-

Hay personas que durante toda su vida hacen denodados esfuerzos por lograr sus objetivos, sean estos económicos o de otra índole, y no lo consiguen. Son varios los factores que influyen en esta situación de vida. En la vereda del frente, hay personas a las que les va muy bien y si  por alguna razón sufren un tropiezo, emprenden una nueva y logran también una cierta notoriedad acompañada de un buen pasar económico.

Esta es la situación de vida Julio José Iglesias de la Cueva. Este es el nombre del conocido y exitoso cantante español que nació en Madrid, España, el 23 de septiembre de 1943.

En su juventud fichó como portero por el Juvenil B del Real Madrid Club de Fútbol, uno de los equipos filiales en categorías inferiores del Real Madrid.Julio albergó esperanzas de jugar profesionalmente al fútbol y consiguió su sueño al incorporarse como portero en el primer equipo del Real Madrid.Fue alternando el fútbol con sus estudios de licenciatura en Derecho. Solo le quedaba una asignatura para acabar los estudios, cuando su carrera profesional como futbolista terminó con un dramático accidente, en 1962.A las 2 de la mañana del 22 de septiembre de 1962, Julio Iglesias, junto a un grupo de amigos, celebraba una noche de diversión. El coche en el que viajaban impactó en la vía Majadahonda de Madrid. Ninguno de ellos recuerda cómo llegaron luego al Hospital. Julio Iglesias, según el parte médico, no tenía ninguna esperanza de volver a caminar. Estuvo semiparalítico un año y medio y sus posibilidades de caminar dependían de una constante terapia y ejercicios. Julio renunció por completo al fútbol y a su trabajo en el Real Madrid.

Un joven enfermero que cuidó de él en el hospital, fue la persona que por primera vez le regaló una guitarra, como terapia para que ejercitara sus dedos y pasara el tiempo. Rasgueando la vieja guitarra comenzó a acompañar sus poemas con música y los poemas pasaron a ser canciones. Julio se recuperaba de su lesión a la vez que escribía poemas y escuchaba la radio. Desde esta tristeza y dolor y con la ayuda de una guitarra, descubrió esta nueva pasión que terminó envolviendo su vida e influenció la manera de escuchar música en todo el mundo.

Claro ejemplo que hay personas que nacen con una estrella…